viernes, 14 de marzo de 2014

Qué vida tan dura

Esta es una vida extremadamente dura. Tumbado en la cama de Desdichado. Con lo feliz que sería viviendo en una cuadra cazando ratones. Porque yo soy un perro malo, muy malo... y hago grrrrrrrrrrr...cuando me rascan la barriga. Soy mucho más malo que un lobo malo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada